Meriendas saludables para los niños

Según el último estudio elaborado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), más del 45% de los que niños de entre 6 y 10 años sufren obesidad o sobrepeso. Hoy os presentamos algunas ideas de meriendas o tentempiés saludables para ellos, aunque también son aplicables a nosotros los adultos 🙂

Ideas para meriendas saludables

  1. Mantener la comida basura fuera de casa: Tu hijo no reclamará galletas rellenas o bañadas en cremas, barras de caramelo o chips si no las tienes en casa. Esto es una buena excusa para elegir refrigerios saludables para ti mismo.
  2. Alimentos integrales: tortitas, galletas integrales ricos en fibra, cereales integrales – proporcionan energía hasta la siguiente comida.
  3. Mezclar y combinar: Verduras como las zanahorias pequeñas u otras verduras crudas con aderezo sin grasa o hummus. Remoje palitos de galleta o fruta fresca en el yogur sin grasa. Unte mantequilla de cacahuete en las manzanas o los plátanos.
  4. Ampliar el menú: Ofrecer alimentos nuevos que quizás nunca hayan probado, como la piña, arándanos, pimientos rojos o amarillos, mangos… Aprovecha las temporadas para variar la dieta de fruta y verduras, es la forma más fácil y económica.
  5. Inspirarse en el desayuno: Sirve los alimentos de desayuno – como huevos revueltos y pan tostado integral – como bocadillos saludables para niños por la tarde. Al tener más tiempo, puedes añadir verduras, como la lechuga, el tomate…
  6. Endulzar: satisface a los golosos con leche descremada, yogur congelado o barras de fruta congeladas. Hacer batidos con leche descremada, yogur sin grasa y frutas frescas o congeladas.
  7. Que sea divertido: hacer brochetas de frutas o comer fruta en cubitos con palillos. Hacer una torre de galletas integrales, deletrear palabras con palitos de pan, hacer muecas en un plato con diferentes tipos de frutas, cortar pan tostado, lonchas de queso, jamón… En diferentes formas con los moldes de las galletas.
  8. Deja que se sirvan: que tengan a mano verduras precortadas y limpias en el frigorífico, fruta fresca y cereales en la cocina o en un armario de fácil acceso.
  9. Que no te engañe el etiquetado: Los alimentos comercializados como bajos en grasa o sin grasa, aún pueden ser altos en calorías y sodio. Del mismo modo, los alimentos sin colesterol pueden ser altos en grasa, grasa saturada y azúcar. Revisa las etiquetas de nutrición para averiguar la historia completa.
  10. Designa una zona para comer: acostumbrar a los niños a comer en ciertas áreas, como la cocina o la mesa del comedor ahorra innumerables calorías sin sentido delante de la TV, ademas de mantener la casa un poco mas limpia. Si tu hijo necesita comer en cualquier lugar, ofrécele tiras de queso, palitos de yogur, barritas de cereales, un plátano…

Los tentempiés y las meriendas saludables para los niños no tienen por qué ser aburridas ni comer entre comidas es necesariamente malo. Tentempiés y meriendas equilibradas ayudan a los niños a controlar el hambre durante el día, además de proporcionar energía y nutrientes importantes. Enseñar a tu hijo a comer de manera saludable le ayudará a sentar las bases para una vida de alimentación sana. Comienza hoy mismo!.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.