La dieta del color, 3ª parte.

Último post de la serie de la dieta del color. En los anteriores hemos tenido la oportunidad de ver por qué es importante consumir fruta y verdura de colores variados, contienen fitonutrientes que nos aportan muchos beneficios. La dieta de los colores se basa en el color de los alimentos, es como quien se inventa la dieta de los días de la semana.

Cada día de la semana se consumen productos del mismo color. Aseguran que se pueden perder: «…hasta 5 kilos al mes y que podemos hacer esta dieta de por vida. Los lunes: color blanco. Martes rojo. Miércoles verde. Jueves naranja. Viernes violeta. Sábado amarillo. Y domingo… sólo agua.»

Ni que decir tiene que no se basa en ningún fundamento científico, que los colores pueden cambiarse de día, que se pueden combinar, que no tiene ningún sentido limitarse a un color por día, etc.

En definitiva, quedémonos con la variedad de colorido que propone la dieta, lo que nos aportará muchos y diferentes nutrientes beneficiosos para nuestra salud. El ir al mercado pensado en adquirir productos de colores variados seguramente nos hará probar algunos que no conocíamos, lo cual es bueno. Limitarse a un color por día no tiene sentido, pero cada uno es libre de combinar los colores como quiera y no afecta para nada en la pérdida de peso.

En cuanto a esto último, la pérdida de peso, si consumimos más fruta y verdura en detrimento de alimentos procesados o demasiado grasos, veremos cómo eso contribuirá a nuestra pérdida y mantenimiento de peso. Todo lo que necesitamos es una dieta equilibrada para mantenernos sanos y en forma.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.