La dieta del color, 1ª parte.

De vuelta con las dietas, hoy os presentamos una que dicen que sigue Cristina Aguilera. Bueno, a saber. El caso es que ésta nos ha parecido interesante porque fomenta el consumo de una amplia variedad de frutas y verduras y eso siempre es beneficioso. A ver que os parece.

Empezaremos repasando cómo los alimentos vegetales contienen miles de sustancias químicas naturales llamadas fitonutrientes o fitoquímicos. Estas sustancias son las que ayudan a proteger a las plantas de los gérmenes, hongos, insectos y otras amenazas. También son los que le confieren a la fruta o la verdura un color concreto y característico.

Los fitonutrientes no son vitales, a diferencia de las vitaminas y minerales, pero ayudan a prevenir enfermedades y a mantener nuestro cuerpo sano.

Son más de 25.000 los fitonutrientes que podemos encontrar tanto en las verduras como en los vegetales.

Aquí os presentamos algunos de los fitonutrientes que podéis encontrar en determinadas frutas o verduras según su color, así como sus efectos potenciales sobre la salud.

Frutas y verduras de color rojo

Licopeno: se encuentra en altas concentraciones en los tomates, en especial cuando se cocinan. Los tomates son muy comunes en la dieta mediterránea, son beneficiosos contra enfermedades cardiovasculares así como para mejorar los niveles de estrés y el desarrollo de determinados cánceres. Alimentos ricos en licopeno son la sandía, el albaricoque y la guayaba rosa.

Antocianinas: son antioxidantes fuertes, beneficiosos en el control de la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, así como para el funcionamiento del cerebro y de los ojos. Las antocianinas han demostrado ser anti-inflamatorios, anti-cancerígenos y anti-microbianos. Alimentos ricos en antocianinas son, entre otros, las frambuesas, las cerezas rojas, fresas, grosellas, moras, arándanos y la col roja.

Frutas y verduras de color naranja y amarillo

El grupo de fitonutrientes carotenoides son responsables del color amarillo y naranja de tantas frutas y verduras. Seguramente os sonará algún nombre de los carotenoides específicos, por ejemplo, beta-caroteno, luteína y licopeno. Existen evidencias sobre la protección que proporcionan los carotenoides contra el cáncer  y la enfermedad cardiovascular. Alimentos de color naranja y amarillo son, entre otros, las naranjas, zanahorias, batatas y la calabaza.

En el siguiente post hablaremos sobre los alimentos verdes, morados, azulados y blancos y de la famosa dieta de los colores, como siempre analizaremos sus pros, contras y os daremos nuestra opinión y consejo. Buen provecho 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.