Problemas de nutrición infantil en España

Con cierta regularidad se publican estadístas sobre diferentes problemas de nutrición infantil en España, atendiendo a las noticias publicadas en las últimas semanas podemos observar que en España aumenta el número de niños obesos o con sobrepeso, pero también la malnutrición infantil.

Atendiendo a la primera problemática, en base al estudios de la obesidad realizados en España por varios organismos, resulta que más del 44% de los menos tiene un exceso de peso, es decir, son obesos o tienen sobrepeso. Los datos son bastante similares entre niñas y niños, si bien son estos últimos los que “ostentan” una cifra ligeramente superior.

Algunos de los comportamientos asociados que podrían explicar este sobrepeso u obesidad infantil son: saltarse el desayuno, llevar una vida sedentaria (ver mucha tele y hacer poco deporte), no dormir las horas suficientes, el nivel educativo y la condiciones socioeconómicas de los padres, ahora llamados progenitores para no herir sensibilidades.

Si comparamos nuestras cifras con las del resto de paises de la Unión Europea, resulta que estamos a la cola, solo Italia y Chipre tienen peores cifras, lo cual no debe servir de consuelo, mas bien debemos tomarlo como acicate para dar solución al problema y evitar situarnos en el vagón de cola, más que nada por la salud de los niños.

En lo que se refiere a la segunda problemática, el aumento de la malnutrición infantil, esta claro que uno de los principales causantes es la crisis y las condiciones socioeconómica de los padres, que pueden tener dificultades para llegar a fin de mes y no pueden o no saben llevar una dieta equilibrada con el presupuesto disponible.

En cifras, se habla de que casi el 5% de los niños españoles está en estado de malnutrición, y casi el 30% en riesgo de malnutrición, al menos estos son los datos arroja el estudio sobre Desnutrición Hospitalaria Pediátrica Española, que ha recabado sus datos de los niños que ingresan en los hospitales españoles, o que son atendidos en las consultas de pediatría de Atención Primaria.

El estudio establece como niño malnutrido aquel cuyo desarrollo normal se ralentiza, es decir, que si pasadas cuatro semanas el niño no aumenta de peso podríamos decir que está malnutrido. Para clasificar los estados de malnutrición emplearon el índice waterlow.

Índice Waterlow

Índice Waterlow o clasificación Waterlow sirve para definir el estado de desnutrición de un niño, que según este índice puede ser: leve, moderado, o severo. Para calcular el índice waterlow debemos obtener el porcentaje de peso para la talla del niño dividiendo el peso del paciente por el peso de un niño normal de la misma altura y multriplicar por cien.

También se puede calcular el índice Waterlow obteniendo el porcentaje de la talla según la edad, es decir, dividiendo la altura del paciente por la altura de un niño normal de la misma edad, y multiplicando por cien.

Como puedes ver, ambos son cálculos sencillos que podemos realizar en casa para detectar si un niño está malnutrido o no, en cualquier caso siempre sería recomendable acudir al pediatra para determinar si conviene modificar la dieta del niño, y si necesita ganar o perder peso.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.