La dieta después de un bypass gástrico, I.

Esta dieta está diseñada para personas que estén recuperándose de una cirugía de bypass gástrico. Tu médico es quien planificará y dirigirá la dieta más adecuada para tu tipo de cirugía. El plan que describimos a continuación es sólo un ejemplo, ya que una dieta personalizada especifica el tipo y la cantidad de alimentos que puedes comer en cada comida.

Esta dieta post-operatoria de bypass gástrico tiene varios propósitos: permitir que la línea de grapas del estómago se cure sin ser estirada por los alimentos, acostumbrarte a comer cantidades más pequeñas de alimentos que puedan ser digeridas con comodidad y seguridad por tu nuevo estómago reducido, ayudarte a perder peso y evitar ganarlo y evitar los efectos secundarios y las complicaciones.

Las recomendaciones varían dependiendo del tipo de cirugía y de tu historial médico. Por lo general, la dieta de bypass gástrico tiene cuatro fases. La rapidez con que se pasa de una etapa a la siguiente depende de lo rápido que tu cuerpo se cure y se ajuste a los cambios en los nuevos patrones de alimentación. Generalmente, podrás comenzar a comer alimentos con una textura más firme pasados unos tres meses después de la operación. Es importante prestar especial atención a las señales que te indiquen que te sientes hambrient@ o llen@. Puedes desarrollar algunas intolerancias alimentarias o aversiones.

Fase 1: Dieta líquida

No podrás comer durante uno o dos días después de la cirugía, para que tu estómago comience a cicatrizar. Después de eso, mientras estás todavía en el hospital, se inicia una dieta de líquidos y alimentos semisólidos para ver cómo los tolera tu sistema digestivo. Los alimentos de la fase 1 suelen ser: caldos, zumos sin azúcar, leche y gelatina sin azúcar. Se tomarán líquidos a sorbos, lentamente y sólo de 60 a 90 ml cada vez. No se deben consumir bebidas carbonatadas o con cafeína, ni comer y beber al mismo tiempo. Se recomienda esperar unos 30 minutos después de una comida para beber algo.

Fase 2: Los alimentos hechos puré

Una vez que toleres los alimentos líquidos durante unos días, podrás comenzar con alimentos en puré. Durante esta fase, de unas cuatro semanas de duración, sólo se pueden comer los alimentos que tienen la consistencia de una pasta suave o un líquido espeso, sin ningún tipo de piezas sólidas de alimentos en la mezcla. Ten en cuenta que tu sistema digestivo aún podría ser sensible a los alimentos picantes o productos lácteos. Si deseas comer estos alimentos durante esta fase, tendrían que ser añadidos a tu dieta en pequeñas cantidades y progresivamente.

Fase 3: Los alimentos blandos y sólidos

Con la aprobación de tu doctor, y después de unas semanas de alimentos en puré, se podrían agregar alimentos suaves y sólidos a tu dieta, lo que vendría a ser triturar la comida con un tenedor. Se suelen comer alimentos blandos durante ocho semanas antes de comer alimentos de consistencia regular con textura más firme, aunque siempre según lo recomendado por tu médico.

Fase 4: Los alimentos sólidos

Después de unas ocho semanas de dieta de bypass gástrico, se podría volver a comer gradualmente alimentos más firmes. Puede ser que todavía tengas dificultad para comer alimentos picantes o alimentos con texturas crujientes. Comienza poco a poco con los alimentos sólidos para ver cuáles son los que puedes tolerar. Se recomienda evitar las nueces y semillas, palomitas de maíz, frutos secos, las bebidas carbonatadas, las verduras fibrosas como el apio, el brócoli, el maíz o el repollo, las carnes duras o carnes con cartílago y los panes. Estos alimentos se desaconsejan porque normalmente aún no son bien tolerados y pueden causar síntomas gastrointestinales. Con el tiempo, serás capaz de probar algunos de estos alimentos otra vez, siempre bajo la supervisión de tu médico.

Tres o cuatro meses después de la cirugía podrás volver a una dieta normal y saludable, dependiendo de tu situación y exceptuando cualquier alimento que puede que no seas capaz de tolerar. Es posible que los alimentos que inicialmente te irriten el estómago después de la cirugía puedan ser tolerados más adelante, mientras el estómago continúa sanando.

En el siguiente post comentaremos las pautas a seguir a lo largo de las fases, así como los resultados que podemos esperar de este tipo de dietas post operatorias y los riesgos que podría conllevar no seguirlas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.