Avena sin gluten es posible

La celiaquía es una enfermedad intestinal crónica que implica una intolerancia al gluten de cereales como trigo, cebada, centeno, espelta, kamut, y probablemente avena. Esta intolerancia provoca una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado, que dificulta la absorción de nutrientes.

Actualmente se estima que el 1% de la población sufre esta intolerancia, si bien una buena parte de ellos aún no lo saben porque no han sido diagnosticados.

Llevar una dieta celiaca implica excluir de nuestra dieta los cereales mencionados al principio, así como sus derivados. Se deben sustituir por otros como el arroz, el maiz, el mijo o el sorgo por ejemplo, que no contienen gluten.

Aunque lo hemos mencionado al comienzo, la avena es un alimento muy nutritivo que no está todavía del todo claro si se puede o no se puede incluir en la dieta celíaca. Muchas investigaciones se han realizado al respecto, y al parecer el principal problema es que la avena se puede ver fácilmente “contaminada” durante los procesos de cosecha, transporte, molienda y otros tratamientos posteriores al entrar en contacto con cereales que si contienen gluten.

Es una pena porque actualmente es un cereal que está muy valorado por sus propiedades alimentarias, hasta el punto de que en Estados Unidos se ha convertido en el más utilizado después del maíz.

La avena es el cereal que contiene más proteínas después del trigo, muy útil para el desarrollo de los huesos y tejidos corporales. Además de proteínas, es una planta rica en grasas, doblando al trigo, siendo la mayoría de ellas de carácter insaturado, y en hidratos de carbono de absorción lenta.

Las últimas noticias a este respecto nos vienen de la mano del CSIC, según sus investigaciones algunas variedades de avena si resultan tóxicas para los celiacos mientras otras son perfectamente aptas para el consumo de los celiacos, para llegar a esta conclusión han analizado nueve variedades de avena producidas tanto en España como en Australia.

Actualmente están trabajando para desarrollar variedades homologadas de avena que son tolerables para los celíacos, así que de aquí a un tiempo posiblemente veamos más y más productos aptos que emplean la avena entre sus ingredientes.

Más información en Europapress

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.