Comer sano por poco dinero

Si quieres comer sano por poco dinero deberías leer los trucos que hemos recogido en el siguiente artículo. No hace falta hacer grandes dispendios para mantener una buena alimentación, algunos se vuelven locos recomendado alimentos exóticos y recetas con infinidad de ingredientes que encarecen la lista de la compra inútilmente.

Si quieres comer sano y barato en casa debes elaborar tu lista de la compra en función de lo que vayas a cocinar, por tanto en primer lugar debes planificar tu menú semanal, puede parecer tedioso, pero una vez que tomes el hábito verás que te quitas preocupaciones diarias como pensar qué harás de comer o de cena y si tienes los ingredientes necesarios.

En ese menú semanal debes apostar fuerte por los productos frescos: verduras y frutas al peso, legumbres, carne, pescado, lácteos, etc. Si planificas bien nada irá a la basura y el coste por comida será mucho más reducido que si compras comida precocinada o comida rápida, y por supuesto es mucho más sano.

Los productos que más van a encarecer tu lista de la compra son la carne, el pescado o el queso dependiendo de qué productos compres, porque por ejemplo la carne de ave y algunos pescados cuestan menos dinero y son igualmente sanos. En cualquier caso son productos que debemos consumir en menor cantidad, nuestra compra principal deben ser verduras y legumbres.

Tanto verduras y legumbres, como la pasta y el arroz son alimentos baratos que nos aportan muchos nutrientes combinarlos de forma sabrosa puede ser una idea estupenda para crear platos muy nutritivos y económicos.

Escoge verduras y frutas de temporada

Otra buena idea es escoger verduras y frutas de temporada, es lo que más abunda y por tanto lo que tiene el precio más barato (¡oferta y demanda!). Si te apetece alguna fuera de temporada o piensas que se te van a pasar siempre puedes comprar algunas frutas y verduras congeladas, listas para cocinar y sin aditivos innecesarios.

Aprovecha las sobras para comer sano

Tanto si tienes conocimientos de cocina como si estás empezando, sería recomendable que en tu menú semanal incluyas algún plato donde aprovechar las sobras (más barato imposible), como pueden ser croquetas, sopa de verduras o un gazpacho que podemos elaborar con manzanas en lugar de pan para que sea super sano.

Por último y muy importante, no vayas al supermercado con hambre y cíñete a los artículos de tu lista de la compra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.