¿Cuanta cantidad de azúcar pueden tomar los niños?

alimento-azucarado

A muchos padres les preocupa la cantidad de azúcar que llegan a tomar sus hijos a lo largo del día. El tema es más delicado cuando los más pequeños tienen menos de 6 meses o en torno a 1 año. A edades tan tempranas deberíamos seguir las recomendaciones del pediatra al pie de la letra. Lo habitual es evitar los azúcares añadidos porque cuando son tan pequeños no necesitan tantas calorías.

A partir de los 2 años se recomienda que tomen menos de 25 gramos de azúcar añadido al día. Esta recomendación sobre la cantidad de azúcar que pueden tomar los niños de 2 a 18 años viene de la Asociación Americana del Corazón. Para tenerlo claro: seis cucharaditas de azúcar son el equivalente a 25 gramos de azúcar, que son unas 100 calorías.

Sin duda es una medida sencilla de recodar y cuantificar a la hora de dar a nuestros hijos cualquier producto alimenticio. Para asegurarnos es importante mirar el etiquetado para verificar la cantidad de azúcar añadido. Igualmente si les vamos a preparar alguna comida o bebida también podemos tener en cuenta cuántas cucharadas de azúcar les damos a lo largo del día.

Para los expertos esta cantidad de azúcar es un objetivo razonable y saludable para cualquier niño. Más de 25 gramos de azúcar añadido de forma continuada ponemos en riesgo su salud a medio y largo plazo. Los principales problemas que se asocian son la obesidad, hipertensión arterial e incluso problemas cardíacos.

Los expertos, y de hecho cualquier padre, han observado que aquellos niños que comen alimentos cargados de azúcar tienden a comer de forma menos saludable. Se interesan menos por las verduras, los granos integrales e incluso las frutas. Por desgracia cuanto más azúcar consumen mayores son las probabilidades de sufrir determinadas enfermedades como la diabetes de tipo 2.

Alimentos con gran cantidad de azúcar añadido

Lamentablemente hoy en día muchos niños consumen más del doble o el triple de esta cantidad. Debemos tener en cuenta que tanto los refrescos como los zumos suelen tener gran cantidad de azucares añadidos. La bollería industrial, la galletas, la miel, incluso los lácteos y la inmensa mayoría de productos dirigidos a los niños van cargados de azúcar.

Lo dramático es que justamente a estas edades empiezan a desarrollar sus preferencias gustativas. Eliminar o reducir en la medida de lo posible los azúcares añadidos contribuye a que nuestros hijos disfruten de una dieta sana y equilibrada. Ahora que sabes cuanta cantidad de azúcar pueden tomar los niños está en tu mano hacerlo bien.

Más información: Los niños y los azúcares agregados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *