Que el niño elija lo que quiere comer para evitar el sobrepeso

Que el niño elija lo que quiere comer parece ser la nueva medida para evitar sobrepeso en el Reino Unido, de hecho sería aplicable a niños a partir de los 20 meses de vida.

Puede que a más de uno le resulte surrealista o poco responsable, pero dejar que el niño elija lo que quiere comer para evitar el sobrepeso puede ser una buena idea, teniendo en cuenta que esta nueva teoría lo que hacer es permitir que el niño elija entre una variedad de comidas preseleccionadas por los padres.

Obviamente un niño de menos de dos años no va a saber decidir de forma lógica lo que debe comer, ni va a elaborar su propia dieta, y que decir de los niños que prefieren cualquier galleta, bollo o chuchería antes que una buena crema de verduras… se trata de una cuestión de educación y responsabilidad.

Que el niño elija lo que quiere comer nos evitará un buen numero de conflictos cuando estemos sentados a la mesa, y además resulta positivo a la hora de inculcar una alimentación saludable, ya que aunque es el pequeño el que elige, el abanico de opciones siempre será saludable.

Para llegar a estas conclusiones, resulta que uno equipo de investigadores realizó un seguimiento a más de un centenar de niños con edades comprendidas entre los veinte meses y los seis años y medio.

Más de la mitad de los niños pudieron elegir lo que querían comer, mientras los demás eran alimentados con purés infantiles que elegían los padres. En ambos casos, los niños fueron alimentados con todo tipo de alimentos: frutas, verduras, carnes, etc.

Lo que observaron fue que los niños que elegían los que querían comer escogían comer más carbohidratos que los niños que eran alimentados con papillas o purés infantiles, y en cambio los niños alimentados con papillas tenían los dulces como su alimento favorito.

Puede resultar curioso o sorprendente, pero al final del estudio la tasa de obesidad era mayor entre los niños que habían sido alimentados con papillas por sus padres, incluso teniendo en cuenta factores socioeconómicos, el peso que tuvo el niño al nacer, o el peso de los padres, el permitir que el niño elija lo que quiere comer había contribuido a evitar el sobrepeso.

Si tienes problemas para dar de comer a tus hijos, quizás podrías probar esta técnica, es decir, dejar que ellos escojan entre varias porciones de alimentos diferentes, siempre y cuando sean opciones saludables, es probable que a medio y largo plazo te sorprendan los resultados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.