Hábitos saludables para evitar la obesidad infantil

evitar obesidad infantil

Tanto en Europa como en España en particular nos enfrentamos a una epidemia de obesidad. En Estados Unidos están muy preocupados por este asunto desde hace años y buscan la manera de evitar la obesidad infantil. No es para menos, actualmente el 40% de los adultos y prácticamente el 20% de los niños son obesos.

En el caso de los niños siempre es más preocupante, hablamos de 2 niños obesos de cada 10. Es una cifra dramática ya que en una clase de 20 niños resulta que estadísticamente 4 son obesos. A lo que habría que sumar el número de niños con sobrepeso que van camino de la obesidad.

Estos niños tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades del corazón.

Prevención de la obesidad infantil

Cuando pensamos en la prevención de la obesidad infantil nos centramos en sus hábitos alimenticios y estilo de vida. Pensamos en todo lo que podemos hacer para asegurarnos que siguen una dieta saludable y realizan suficiente ejercicio físico. Sin duda esto es esencial, pero un nuevo estudio científico nos sugiere que también es importante los hábitos y estilo de vida de la madre.

Empleando los datos de dos estudios a largo plazo, los investigadores han podido observar que existe una asociación entre los hábitos de estilo de vida de las madres y el peso de sus hijos. Además detectaron que ciertos hábitos de salud contribuían a reducir un 75% las probabilidades de criar niños obesos.

Los hábitos para la prevención de la obesidad infantil serían estos:

  • Evitar el tabaco, lo ideal es no fumar nunca.
  • Realizar al menos 150 minutos de ejercicio físico moderado o vigoroso cada semana.
  • Mantener un peso saludable. Podemos emplear el indice de masa corporal para hacernos una idea de nuestro peso saludable. Con unos valores entre 18.5 y 24.9 nos podemos considerar sanos.
  • Consumir un poco de alcohol. Has leído bien, contra todo pronóstico observaron que las mamás que consumían menos de 15 gr de alcohol al día estadísticamente conseguían criar niños menos obesos que las mamás abstemias.
  • Seguir una dieta saludable. Los investigadores utilizaron el indice de dieta saludable y dieron por buenas las que se situaron por encima del 40%. Hablamos de personas que consumen verduras, fruta fresca, frutos secos, alimentos integrales, ácidos grasos poliinsaturados. Además comen menos carne roja o procesada, evitan las bebidas azucaradas, la sal y las grasas malas.

Resulta que por llevar una dieta saludable una madre no influye en su hijo notablemente. Estos resultados se observan sólo cuando se tienen en cuenta todos estos hábitos en su estilo de vida.

Resumiendo, si sigues una dieta saludable, haces deporte y disfrutas de un consumo moderado de alcohol reduces un 25% el riesgo de criar niños obesos. Si no fumas o lo dejas cuanto antes sumarás hasta un 40%. Si además consigues mantenerte en un peso saludable evitarás en un 75% el riesgo de tener niños obesos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.