Evita tomar cerveza o vino para no criar panza

Tomar cerveza o vino propicia la acumulación de grasa en la zona abdominal, algo que con el paso del tiempo da lugar a la indeseada panza o barriga, que resulta incómoda y poco estética a la hora de ir a la playa o la piscina.

Diversos estudios han analizado las consecuencias del consumo de alcohol de forma habitual, y sin margen de duda afirman que un consumo moderado de cerveza o vino contribuye a criar panza, que además de ser un inconveniente estético, está relacionado con mayores riesgos de mortalidad.

Por géneros, el consumo de alcohol a lo largo de nuestra vida hace que los hombres acumulen grasa abdominal y obesidad en general. En las mujeres, beber uno o dos vasos diarios a lo largo de la vida también tiene un riesgo ligeramente mayor de desarrollar obesidad abdominal que las que no llegan a consumir medio vaso.

Por bebidas, la cerveza ocasiona peores consecuencias que el vino, ya que fomenta en mayor medida la obesidad abdominal y los riesgos derivados de la misma, concretamente si hablamos de hombres que toman tres vasos de cerveza diarios, estaremos hablando de hombres con un 50% más posibilidades de tener obesidad abdominal.

Lo que no está claro es si el mero hecho de dejar de consumir alcohol contribuye a la reducción de grasa abdominal, y si esto fuera así, en cuanto tiempo se notarían los efectos.

Evita tomar cerveza o vino para no criar panza, ya que si bien los consumos altos de alcohol son los que dan lugar a peores consecuencias, un consumo moderado también puede dar lugar a la acumulación de grasa en el abdomen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.