Comer tierra o geofagia

Puede que no lo recuerdes, pero es posible que en algún momento de tu niñez te diera por comer tierra, no es algo del todo habitual en humanos, si bien se sabe que muchas aves lo hacen, así como mamíferos, reptiles e insectos.

El comer tierra, conocido técnicamente como geofagia, se podría deber a una necesidad puntual que tiene el organismo de minerales o como un método de depuración o para ayudar a nuestro organismo a realizar la digestión de alimentos.

¿Pero es bueno comer tierra? Pues desde luego no seré yo quien lo clasifique como un método o dieta natural para perder peso, sin embargo unas investigaciones recientes se han interesado por la geofagia y han llegado a conclusiones interesantes.

Según la investigación conducida por Sera Young, la explicación más probable para que los humanos se lleven tierra a la boca es ésta protege el estómago contra las toxinas, parásitos y patógenos. Otros sin embargo defienden que comer tierra proporciona calcio, hierro, zinc y otros minerales a nuestro organismo.

Posiblemente ambos tengan su parte de razón, aunque es curioso que hace poco hablaba de la dieta hipocrática, pues bien, resulta que él y sus seguidores ya abordaron este tema hace más de dos mil años, de hecho sus escritos son los primeros de nuestra historia, si bien se han observado casos de geofagia a lo largo de la historia en todos los continentes.

También hay teorías que apuntan a que se debe simplemente a la escasez de alimentos, como una manera de llenar el estomago y calmar el apetito, sin bien proporciona poco o ningún valor nutritivo. No obstante esta línea está casi descartada ya que según la investigaciones llevadas por antropólogos la geofagia se dan en situaciones de abundancia de alimentos, y cuando se da se produce en pequeñas cantidades, con lo cual el objetivo no es saciar el apetito.

Es interesante saber que los que suelen comer tierra son niños antes de la adolescencia y mujeres en sus primeros meses de embarazo, ambos se encuadran en una categoría de población especialmente sensible a los parásitos y patógenos, con lo cual gana fuerza la teoría que señala la geofagia como método para proteger nuestro sistema digestivo.

Más información en Why do people eat earth? A test of alternative hypotheses

4 comentarios
  1. javi paz Dice:

    Mi mamá tiene 52 años y siempre tiene muchos deseos de comer tierra o arena, desde pequeña que tiene ese habito y lo consumía en aquellos años. Ahora no lo consume por temas de higiene pero las ganas no le faltan. cuando estaba embaraza nunca le vinieron las ganas pero ahora tiene muchas.

    Responder
  2. lola Dice:

    Necesito ayuda, tengo 18 años y llevo 2 años comiendo tierra, simplemente no puedo evitarlo es como consumir droga o algo parecido, tegno meido de contarselo a alguien pero temo por las consecuencias que puede ocacionar en mi organismo…

    Responder
    • NataliaEsp Dice:

      Oh yo también tengo ese mismo problema ahhhh, tengo apenas 16 años y es como una adicción a comerla.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.