Cinco errores de la dieta de verano y cómo evitarlos

La idea de mostrar nuestros cuerpos en bikini estresa a cuatro de cada cinco mujeres, razón por la cual casi todas tratamos de deshacernos de algunos kilos antes del verano. Sin embargo, podríamos estar perdiéndonos todas nuestras comidas favoritas y, al mismo tiempo, saboteando nuestra pérdida de peso.

Ya hemos dejado las patatas fritas, abandonado el chocolate y comemos ensalada todos los días, pero nuestros pantalones vaqueros todavía no nos caben!!!. Que no cunda el pánico ni el desánimo, con los siguientes consejos descubriremos los errores de nuestra dieta y sus soluciones.

1. Sustituir los almuerzos calientes por ensaladas

ensaladaPorque caliente y pesado es igual a un montón de calorías y los platos verdes y fríos son sanos y adelgazantes. Pues no tiene porqué, muchas ensaladas de verano aparentemente inocentes están llenas de grasa y calorías. La típica ensalada César con crujientes de pan contiene la friolera de 530 calorías y 30 gramos de grasa. Casi es mejor comerse una hamburguesa, que tiene 493 calorías. Así que no asumas automáticamente que la ensalada es una opción saludable, depende de los ingredientes, porque todo lo que contiene trocitos de pan, salsa y ensalada de patatas o queso probablemente contiene más calorías y grasa.

No siempre la comida caliente es la que más engorda, una patata al horno con atún natural llena mucho y no hacen demasiada mella en su ingesta de calorías.

2. Beber demasiado

El verano y el alcohol van de la mano. Ya se trate de unas copas de vino después del trabajo o los domingos en las terrazas, beber es mucho más atractivo cuando hace calor. El alcohol está lleno de calorías. Una Piña Colada tiene 275 calorías, así que tres equivalen de una porción de pescado y patatas fritas. En su lugar podemos tomar un Cosmopolitan, 99 calorías. O si estamos realmente concienciadas lo mejor sería decantarnos por un jugo de arándano con vodka por sólo 60 calorías.

El vino y la cerveza tampoco ayudan, una copa de vino puede contener hasta 160 calorías, y una pinta de cerveza tiene 200. Así que mejor tomarnos pequeñas copas de vino y la cerveza en cañas o con gaseosa.

3. Las dietas milagrosas, dietas-bikini

Ni caso a las promesas del tipo: «bajar una talla en dos días». Las dietas bikini suenan demasiado buenas para ser verdad y es porque, por lo general, no lo son.

Cuando nuestro cuerpo pasa hambre tiende a almacena grasa extra alrededor de su centro. Es un mecanismo natural para poder sobrevivir más tiempo en una situación de hambre real.

Una mujer necesita entre 1,200-2,000 calorías por día, menos de eso no es recomendable ni saludable. Las dietas extremas a menudo conducen a un ciclo de hambre y de comer en exceso, lo que puede ralentizar nuestro metabolismo. Es lo que pasa con las dietas poco realistas, por eso acabamos decepcionadas y volvemos a nuestra antigua dieta, fallamos de nuevo, etc… El efecto yo-yo hace estragos en nuestro metabolismo, haciendo más difícil mantener el peso.

4. El verano sin helados

El verano no es verano sin helados, elegir el correcto hará que disfrutemos y nos mantengamos en forma. Muchos fabricantes han hecho versiones bajas en calorías de sus originales grasos, por ejemplo el Magnum Light contiene 170 calorías, en comparación con los habituales 350. El Twister tiene 76 calorías y el Solero Frutas Rojas sólo 99 calorías.

5. Reemplazar los caffè latte por batidos dietéticos

Los batidos y bebidas dietéticas heladas se suponen más adelgazantes que un café con leche cremosa o un chocolate caliente… Pues no necesariamente, especialmente los que contienen yogur o coco.

Un estudio de la Texas University Health Science Center descubrió que las personas que, regularmente, beben batidos dietéticos son más propensas a ganar peso. Además, los edulcorantes utilizados en algunos batidos dietéticos suben el nivel de azúcar en sangre rápidamente para luego hacerlo caer, lo que conduce al hambre y a los antojos.

En cambio, un café con leche desnatada – incluso cuando hace calor – hará que nos veamos mejor en bikini. Los estudios demuestran que las mujeres que toman diariamente lácteos bajos en grasa tienen un estómago más plano. Según los expertos, el calcio ayuda al cuerpo a quemar grasa, especialmente alrededor de la cintura y el estómago.

Así que ya podemos ir a Starbucks sin remordimiento de conciencia.

CINCO FORMAS DE PERDER PESO SIN ESFUERZO

  1. Una hora de caminata por las tiendas en busca de un bikini, quemaremos unas 120 calorías.
  2. Media hora probándonos diferentes bikinis, 100 calorías.
  3. Paseo en bicicleta con buena marcha y en terrenos variados, 400 calorías por hora.
  4. Paseo tranquilo remando por un lago, 18 calorías por minuto.
  5. Bailar, 600 calorías por hora. Pero nada de cócteles demasiado alcohólicos después!!.
1 comentario
  1. beita Dice:

    Pues yo me como todas las noches un super twister pero pasan factura. Me han salido a cada lado de la cintura un pegoton de calorias jajajaja

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.