¿Se puede tomar chocolate durante la dieta?

Antes o después del verano solemos comenzar alguna dieta que nos ayude a eliminar esos kilos de más que tanto nos atormentan cuando nos miramos al espejo, o cuando tratamos de poner alguna prenda que hace unos años nos iban como anillo al dedo.

Lo malo es que algunas de estas dietas dicen que debemos evitar ciertos alimentos, ¿pero es el caso del chocolate?. Pues según una reciente investigación, el chocolate no tiene por qué suponer un problema.

Lo que hicieron para llegar a estas conclusiones fue proporcionar chocolatinas a un grupo de mujeres con sobrepeso y obesas, para luego observar cuantos kilos perdían siguiendo una dieta en la que se producía un consumo moderado de chocolatinas.

Tras cuatro meses, más de una veintena de mujeres completaron la dieta, todas ellas perdieron una media de 5 kilos, de manera que según ellos se puede perder peso aún consumiendo una cantidad controlada de chocolatinas, y hecho estos pequeños caprichos harían más llevadera una dieta estricta.

No obstante es inevitable desconfiar un poco de este estudio cuando uno se entera que ha sido financiado por la compañía Hershey, fabricante de dulces, y que dos de los investigadores pertenecen a la compañía… y por si fuera poco, al evaluar los resultados no existió ningún grupo de control que permitiera comparar resultados con personas que no hubieran consumido sus chocolatinas.

Pero bueno, siempre se puede extraer alguna información interesante. Esta claro que el chocolate es un producto que genera cierta adicción, y muchos productos elaborados lo incluyen para darle un toque delicioso, aunque no sea del todo saludable.

Ahora que las autoridades sanitarias de Estados Unidos están endureciendo sus estrategias para controlar la dieta de los norteaméricanos con el objetivo de llevarlos por el buen camino, las compañías de comida basura se ven en la obligación de restar peligrosidad a sus productos y convencer a la opinión publica de que, aunque sus productos no sean del todo saludables, en ciertas cantidades no son tan nocivos para el organismo.

Si aún así te interesa, puedes consultar los datos del estudio en adajournal.org

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.