Paracetamol, efectos y sobredosis

El paracetamol se usa para camuflar el dolor, ya que tiene propiedades analgésicas, y para bajar la fiebre ya que cuenta con efectos antipiréticos, por eso es un ingrediente habitual en los medicamentos que tomamos para el resfriado o la gripe.

La utilidad de este fármaco está ampliamente demostrada, sin embargo debemos tener cuidado en las dosis que tomamos para no sufrir una sobredosis de paracetamol, algo que mas frecuente de lo que pensamos, dado que se trata de un producto barato y que no requiere receta médica.

Hay quien prefiere el ibuprofeno para el resfriado así como para calmar los dolores de cabeza, de muelas, de músculos o de la regla, el caso es que el ibuprofeno también sirve para aliviar dolores leves y moderados, también contribuye a bajar la fiebre, pero además tiene propiedades antiinflamatorias.

Sobredosis de paracetamol

Cuando hablamos de sobredosis de paracetamol nos viene a la cabeza la idea de una persona que ha tomado de golpe una dosis excesiva, sin embargo también existe la posibilidad de que una persona lo consuma de forma repetida y excesiva durante un periodo de tiempo dando lugar a una sobredosis aún mas peligrosa y difícil de detectar, que puede tener consecuencias fatales.

En el primer caso una muestra de sangre permite al médico detectar la sobredosis en sangre, sin embargo en el segundo caso el paciente acude al hospital porque se siente mal y no es consciente de sufrir una sobredosis escalonada. Uno solo recuerda que quería aliviar el dolor y quizás tomó alguna que otra pastilla de mas, algo que parece inofensivo pero que puede hacer que el medicamento se acumule en el riñón y ocasione daños severos.

Cuando la sobredosis es escalonada el nivel en sangre de paracetamol es bajo, por lo que si el médico no acierta a dar con el problema o el paciente no es consciente de haber tomado mas dosis de las recomendadas se puede estar cocinando un problema serio.

Paracetamol y alcohol

Paracetamol y alcohol no son una buena combinación, ya que podemos sufrir daños en el riñón. Cuando se trata de personas alcoholicas, el riesgo de sufrir una sobredosis de paracetamol es mayor, así que hay que tener cuidado con las dosis que tomamos.

Paracetamol durante el embarazo

Como en muchos otros medicamentos, los fabricantes de paracetamol en sus prospectos prefieren cubrirse las espaldas y descargar responsabilidades en el médico. La verdad es que cada persona es un caso y si una está embarazada nunca está de más añadir el consumo de paracetamol a la interminable lista de preguntas que hacemos el médico.