Obeso y con caries por no detectar el sabor amargo

Esta vez no nos vamos al otro lado del atlántico para descubrir los datos de un nuevo estudio científico, esta vez se trata de un curioso e interesante trabajo realizado aquí en España. Al parecer, una consecuencia de que seamos gordos es que no somos capaces de detectar el sabor amargo.

Y esto no afecta a todo el mundo, realmente es 1 de cada 3 españoles, mal que le pese, tiene una mutación en el gen receptor del sabor amargo, y justamente este segmento de población es que el que tiene un mayor riesgo de sufrir caries, sobrepeso u obesidad puesto que ingieren más grasas que los demás.

Poco a poco la genómica va ganando peso dentro del mundo científico, es un mundo con muchos terrenos por explorar y que deben aportar muchísima información útil en los próximos años. En esta investigación por ejemplo han demostrado que la genética interviene en la percepción de los gustos, además de la edad, el género, la cultura o el ambiente en el que viven las personas.

Fuera de nuestras fronteras, esta mutación se da en ratios parecidos en el resto de países Europeos, sin embargo por ejemplo en la India, donde son muy aficionados al picante, esta mutación se da en la mitad de la población.

Según explican los especialistas, el que no seamos capaces de detectar el gusto amargo nos predispone a probar comidas étnicas, cervezas más fuertes, chocolate amargo, cebolla cruda, brocoli, o emplean una mayor cantidad de aceite en las ensaladas.

Personalmente me encanta la comida étnica, el picante, el chocolate amargo y la cerveza fuerte, y para más inri hoy comí pasta con brocoli… me temo que estoy en ese tercio de población mutante! 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.